jueves, 30 de septiembre de 2010

Garra de Arcángel

- ¡POR LOS VIVOS!

El rugido del Capitán Demitri Karlaen atraveso el velo creado por el sonido de los disparos láser al mismo tiempo en que su cuchilla relámpago, Garra del Arcángel, atravesaba el tórax del oficial imperial como si fuese gelatina. Las costillas sesgadas y los órganos internos siseando al fundirse se entremezclaron con su atronadora voz en una brutal cacofonía ya bien conocida por la primera compañía de los Ángeles Sangrientos.
La escuadra Caín, acompañando su brutal carga, conocía la respuesta a su grito de guerra.

- ¡POR LOS MUERTOS!

Como un castillo de naipes desplomándose bajo una salvaje tormenta de arena en Baal, docenas de guardias imperiales vieron el fin de sus días. Los gigantescos astartes en sus armaduras tácticas dreadnought aplastaron sus cráneos con sus martillos y sesgaron sus almas con sus armas de energía.
La sangre salpicó el pálido rostro de Karlaen de forma irregular, que acentuó su mueca demente al sonreír y mostrar sus afilados caninos cuando dos nuevos enemigos ahogaron sus gritos en sus propios fluidos de muerte.

Esta batalla no trataba sobre defender un punto estratégico. Trataba sobre venganza por sus hermanos de armas muertos. Diez vidas traidoras por cada alma leal. Diez cadáveres por cada hijo de Sanguinius caído.

Su armadura de exterminador avanzó imparable, triturando bajo su peso los huesos de los caidos bajo Garra de Arcángel, que continuaba crepitando ansiosa de sangre. Ningún traidor escaparía hoy.

2 comentarios:

  1. Se ve que hay tensión en el ambiente. Estos humanos con su honor y sus cosas... Dicho así en plan tau.

    ResponderEliminar
  2. jo tio.. llueve sangre, que grima.
    se me ponen los pelos de punta!

    ResponderEliminar