domingo, 17 de octubre de 2010

Situación crítica

- Y ahora... escuchemos que tienen los Tau que ofrecer al Imperio de Terra.

Anderson, antiguo capitán de infantería de la guardia imperial había visto antes esa mirada en un marine espacial, era la mirada que le hacía a un xeno antes de cargárselo. Para los ojos del marine, él ahora era un xeno, peor que eso, era un traidor al emperador, tenía que vigilar cada una de sus palabras, ya no por conseguir una alianza en pro de los tau, era básicamente para salvar el pellejo.
- Estimado comandante, le ofrezco de parte de los tau -hablar de sus jefes en tercera persona suponía que daría a entender que no está plenamente con ellos- un pacto de no agresión. Ambos sabemos que tenemos un enemigo aun peor, el caos. Da igual el estandarte por el que luchemos, lo importante es acabar con esos traidores -ups, traidor no es una palabra que debía haber mentado. Fue ese momento en el que el capitán Anderson empezó a meter la pata- Bueno, ya sabe que el imperio tau está fuertemente armado, yo lo comprobé casi en persona, cuando diezmaron a mi regimiento, por favor señor, entre en razón y firme el pacto de no agresión. No queremos atacaros... 

-El sudor empezaba a hacer acto de presencia en la frente del capitán, estaba acostumbrado a luchar en superioridad numérica, no solo contra innumerables enemigos...¡y desarmado! Inconscientemente desvió la mirada hacia la puerta por la que había entrado temiendo que no volvería a ver el exterior.

Base tau. Sur de Argonath III
El comandante Orc'ala pasa revista a las tropas supervivientes después de la batalla contra el caos, en el que en el mejor de los casos se podría decir que se perdió por poco. El caos estaba resultando especialmente duro y las víctimas tau se contaban por decenas. Solo unos pocos guerreros de la casta de fuego sobrevivieron a la batalla. Uno de ellos, el sargento Dar'oris había dejado su peculiar sentido del humor de lado, mientras él trataba de arrancarse la armadura impregnada por una especie de vómito expulsada por un ser enorme, su unidad era aniquilada ante el "abrazo" de las diablillas, solo los misiles de las armaduras crisis vecinas dieron buena cuenta de ellas.

-Felicidades guerreros -dijo orgullos Orc'ala- ya sois veteranos de guerra, y eso os confiere el derecho de poseer una armadura Crisis. Ahora pasaréis a formar parte de la élite de la casta guerrera, ahora mostraréis orgullosos la tecnología tau, ahora...
-¡Ahora dejaremos de ser carne de cañón! ¿no? 
-El sargento Dar'oris no recordó haber dicho eso, pero su mente llena de ira lo hizo por él, en condiciones normales se hubiese arrepentido, pero no quedaba más remedio que tirar para adelante. Mientras, el comandante se le acercó y se puso frente a él.
-El subcomandante Orc'faral me avisó que tiene una lengua demasiado afilada, fruto seguramente de su estancia con los gue'vesas.
-Ellos se hacen llamar humanos, comandante. 
- Orc'ala hizo caso omiso a su comentario. No sirve de nada arrestar a un tipo así, es mejor que en lugar de entrenarse durante 6h en las armaduras Crisis de entrenamiento, lo haga durante 12 y sin descanso. Dar'oris iba a lamentar esa falta de respeto.

Campamento Aegis , al norte de la base tau.
Ghrat "Cruz de la moneda" salía del edificio del CG, había sido humillado en batalla dos veces, había sufrido represalias dos veces más ante Orc'faral... No iba a haber una tercera. Había sido degradado pero eso a él no le importaba, pensaba hacer las cosas a su manera...

4 comentarios:

  1. Ale, después de esto se me ocurre una idea. Tendría que ponerme de acuerdo con el próximo con el que juege. Usar a Ghnat "cruz de la moneda". Él y sus muchachos entrarían en batalla bajo la regla "redención o venganza". En el que en el primer turno se decidiría por quitarse la doble espina que tiene clavada y acabar con el enemigo, o vengarse por tanta humillación y atacar a sus antiguos compañeros... Ahí lo dejo :P

    ResponderEliminar
  2. Uhmmm eso suena muy interesante... todo el articulo lo es! a ver que respondo y como planteo la siguiente ronda... tehehe...

    ResponderEliminar
  3. Vaya dramon tienen montados los Tau!

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja, es que seremos muy frikis, pero al final no pasamos del culebrón de la sobremesa... Espera que empiecen a salir hijos secretos y demás historias!

    ResponderEliminar